Pulsa Enter para saltar al contenido principal

Marcado CE. El Sello que distingue a Europa

13-03-2010 | Accesibilidad universal | Noticias

“¿Qué ideas se asocian habitualmente al Marcado CE? En la mayoría de los casos, “Europa” y “Seguridad”.

Pues bien, esas son dos de las ideas por las que en el seno de la Unión Europea, por aquel entonces Comunidad Europea, se creó la citada marca.

La UE siempre ha tenido la “libertad de circulación” y la “seguridad de las personas” entre sus principios básicos. En este caso se centra en la libre circulación de mercancías y la seguridad de las mismas. La diversidad de normativas en cada uno de los países miembros estaba obstaculizando estos principios, por lo que se desarrolló una estrategia denominada “Nuevo Enfoque” que buscaba la armonización legislativa y la creación de un entorno técnico común que facilitara la libertad de movimiento de productos y la comercialización de mercancías seguras entre los países de la Unión.

Esta estrategia se desarrolla mediante las llamadas “Directivas de Nuevo Enfoque”, que han favorecido la armonización legislativa en el mercado interior de la UE, pues obliga a cada uno de los países miembros a adoptarlas en sus legislaciones nacionales.

El Marcado CE no es otra cosa que la marca y señal distintiva que deben llevar los productos que, estando cubiertos por las directivas, cumplen con los requisitos esenciales de seguridad que les son de aplicación.

Es responsabilidad del fabricante o del importador, cuando aquel no está establecido en alguno de los países miembros o no dispone en estos de responsable legal, el asegurarse que sus productos cumplen con las obligaciones inherentes al Marcado CE.

Esta responsabilidad implica comprobar que los bienes que pone en el mercado cumplen con los requisitos esenciales de las directivas que le aplican y seguir los procedimientos de evaluación de la conformidad establecidos en las directivas y diferentes en función del tipo de producto y de su uso final.

Una vez haya cumplido los requisitos que le afectan conforme el procedimiento adecuado, deberá reunir la información requerida en un “Expediente Técnico”, que contendrá la información y descripción del producto, cumplimiento demostrado con los requisitos esenciales, etc.

Toda esta documentación soporta la “declaración de conformidad CE” que debe acompañar a los productos y cuyo contenido se describe en cada directiva. Pero que como mínimo debe contener: Nombre y dirección del fabricante o de su responsable autorizado, identificación del producto, normas de referencia, fecha en que se emite la declaración, firma y título de la persona autorizada a emitir la declaración.

Toda esta documentación estará a disposición de la autoridad administrativa competente en la vigilancia del mercado.

A grandes rasgos, estos son los pasos a dar para poder incluir el Marcado CE en los productos.

¿Dónde pueden estar las mayores dificultades para los fabricantes en relación al Marcado CE?

Cuando se quiere comercializar un producto en la UE, ya sea de nuevo diseño, o un producto que se desea importar de fuera de la Unión, la mayor dificultad está a la hora de saber si el producto está bajo la influencia de alguna de las directivas de nuevo enfoque. Es ahí donde se debe hacer un esfuerzo mayor, y ver si está afectado por alguna directiva.

Las directivas de nuevo enfoque incluyen unos listados de los productos que están bajo su influencia, estos son los que tiene obligación de llevar el Marcado CE y por lo tanto deben cumplir con todas las obligaciones que conlleva.

Las directivas, a su vez, desarrollan los procedimientos de evaluación de la conformidad que hacen referencia a los controles que se deben realizar sobre el producto, diferenciando dos fases, la de diseño y la de fabricación. Los procedimientos a seguir se han catalogado por módulos y conforme se aplique uno u otro tendrá mayores o menores requisitos de cumplimiento. Estos controles serán más rigurosos o complejos dependiendo del producto de que se trate, siendo así por el grado de seguridad que deba implicar el producto para los usuarios.

Una vez los bienes estén en el mercado son las autoridades administrativas por delegación y, en el caso de España las Comunidades Autónomas, las que tienen la obligación de realizar controles del mercado que aseguren que las disposiciones aplicables se cumplen en la Comunidad y que ayuden a alcanzar un nivel adecuado de protección de los ciudadanos. La legislación vigente en el ámbito del Marcado CE velará para que no se puedan poner en el mercado productos inseguros que siembren desconfianza en el consumidor.

En definitiva el Marcado CE, debe transmitir confianza y seguridad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Mas información

ACEPTAR
Aviso de cookies